NOSTALGIA DE LA LUZ

El propio autor señala que “es una película centrada en el Chile actual, ese país moderno que cree que está en el mejor lugar de América Latina, que tiene un nivel de crecimiento muy alto, pero en el que las desigualdades son también enormes”. El filme gira en torno a tres búsquedas: una, la de familiares de detenidos desaparecidos por los restos de sus parientes; otra, situada también en el Norte de Chile, la de los observatorios astronómicos tras respuestas acerca del origen del universo; y una tercera, en Santiago, en donde, en palabras de Guzmán “el gobierno y los poderes económicos niegan el pasado y sólo buscan la riqueza del presente”. A través de estos tres hilos conductores, Guzmán pretende hacer una reflexión en torno a la articulación entre presente, pasado y futuro. Recientemente obtuvo el Documentary – Prix Arte 2010 de la European Film Academy.