LA TIERRA SE QUEDÓ

Solangel, Rubén y Teodoro se abren paso diariamente a pie por el caos de la multitudinaria ciudad de Bogotá. Se encuentran en busca de comida, trabajo y un poco de justicia. Las traumáticas experiencias del pasado son perceptibles a diario, todos ellos fueron expulsados de sus tierras por medio de violencia y amenazas. Dispuestos a tomar las riendas de sus involuntarias nuevas vidas, luchan por afrontar sus conflictos diarios con dignidad, perseverancia y algo de humor. Un interesante documental de un joven autor que dará que hablar en los próximos años y que muestra los distintos efectos de la modernidad en una sociedad que no siempre quiere los cambios que ésta le propone.