EX-MATÍAS

Ricardo pasó de ser copero a ser “Matías”. Simplemente le gustaba animar a la gente y bailar. Hoy ya nada de eso sigue igual, pero al parecer, para él, todo está bien. Un relato simple sobre la vida, los sueños y esperanzas de un hombre.