CINCO CAMINOS A DARÍO

Hace varios años Darío Aguirre viajó desde Ecuador hacia Alemania por su gran amor y se quedó. Profundamente influenciado por la sensación de vivir entre dos mundos, este director decide ahondar el tema de su identidad cultural. Para esto eligió una manera inusual: a través de internet, se puso en contacto con personas de su mismo nombre y se propuso visitar a cinco de ellos en América Latina. En su documental, describe de una manera muy personal, su encuentro con un psicólogo, un taxista jubilado, un guardia que le gusta dibujar retratos, un soldado que le encanta el fútbol y un joven deportista. Estos Daríos no sólo lo llevan a sus realidades, sino que le enseñan a conducir, disparar y le dan clases de hospitalidad, amor y pertenencia. De esta forma logra Aguirre, en tiempos de globalización, una película de ensayo con un enfoque optimista entre los continentes, que tiene una gran cantidad de experiencia de vida por comunicar y compartir.